lunes, 27 de julio de 2015

el héroe del desierto

Enlaces a esta entrada
h-a

El valor del desierto puede medirse por su increíble proliferación en los escritores y pensadores tardo modernos, a los que encuadro en la obra de Nietzsche.
Pude entender ese sentido en favor del desierto cuando Sloterdijk presunta la ciudad como zoológico humano, y que Zaratustra, al ver las pequeñas casas de sus habitantes se inspiró en el poder, como si cada hogar fuera un presidio de aquella sociedad de mansedumbre  que había llegado a ser lo urbano.
en este sentido Nietzsche. Nietzsche propone escapar, o liberarse del cautiverio ciudadano alejándose de toda urbanización, orden, horario, sedentarismo.
El arte aparece como una germinación en el desierto, no como una técnica urbana de buen gusto.
El arte aparece como un deseo o el deseo de brote donde el brote ya no aparece posible, porque solo hay restos, polvo que no parece compatible.

Otro desierto, sin embargo, es el desierto del alto nivel de vida del hombre y su alta exigencia técnica para la vida. Como es sabido la actual técnica tiene una durabilidad corta y un costo medioambiental elevado. Si bien el hombre actual apetece la tecnología, Se encuentra rodeado de los escombros que deja toda la misma tecnología.

domingo, 12 de julio de 2015

ir al desierto

Enlaces a esta entrada
h-a

frente a la lectura decolonialista de  quienes sostienen que hay un impulso colonialista en mostrar un desierto, tan árido y solo, tan maligno, tan peligroso, acaso como Darwin dice, que es como diabólico, por lo tanto llama a enfrentarlo, como si fuera un compromiso someter a esa bestia. No hay aquí un componente romántico solamente, sino que la historia de la escritura nos lleva a valorar el propósito de avanzar sobre el desierto. Sin embargo están los que quieren convertir el desierto en civilizacion y los que quieren convertir el el desierto en nomadismo.
Cuando Nietzsche dice que el desierto avanza, desea que el desierto avance, que encontremos más desierto, que no salgamos del desierto, que el desierto está en nuestras calles, en nuestras mentes, en nuestras acciones de rebaño de ovejas en el desierto.
El desierto, como la tormenta impiadosa, como la más ventosa y huracanada tarde implica una suerte de salvacion, de escapatoria de los espacios y los tiempos domesticados. Hasta el tiempo está domesticado, como si vivieramos en una carcel. llegar a tiempo es el simbolo de un nuevo desierto que hasta en las situaciones mas liberadoras asombra.
En la vida diaria, cuando trabajamos, estudiamos, el tiempo está domesticado, ya no dura, ya no es posible ser dueño del tiempo, pero el tiempo tampoco es dueño de sí mismo. Acualmente el episodio mas conmovedor del escapismo, del nomadismo, es el el marathon, en sus diferentes variantes. Solo se trata de llegar, suele interpretarse como fracaso si no se llega. Todo es tiempo, es mejor llegar como sea que disfrutar. No se disfruta si no se llega. Si no se entrena rigurosamente no se disfruta. Una lucha, una tortura, una rutina, un circuito que nos deja salir como nómades

leer los sures

Enlaces a esta entrada
h-a

Silvia Cassini ha escrito una tesis doctoral memorable. Ella habla de textos fundadores que inciden en la visión general de la Patagonia. Menciona que hay textos que generan un marco general para leer sobre la patagonia, a partir de textos Pigafetta, Perito Moreno, Musters, Darwin, escriben como si divisaran un desierto vacío, indomable.
Creo que la idea es esa, indomable. Sucede con muchos lugares, vacíos, pero increíbles, no pensados, no advertidos. Leer esos lugares en el viaje implica dos viajes. El viaje físico y el viaje interior de asombro, de comparación, de inspiración creadora. Dos viajes. por una parte vamos hacia destinos misteriosos provocados por el sitio, los encuentros con nativos. Por otro vamos hacia expectativas creadas por  la imaginación, las lecturas previas y por el proyecto, es decir, por lo que este viajero quiere encontrar, por el objetivo que quiere lograr y que no suelen coincidir, para que el grado de sorpresa y el grado de desafío que implica la intención escritora frente a la experiencia que podrá ser inesperada.
Existe un tercer viaje, el que harán las lecturas del viajero, que tambien harán otros, que serán tantos viajes, tantos escritores que ha su vez llevan sus lecturas. Imaginemos que una biblioteca de gran tamaño acompaña al viajero. Cada viaje tiene otros viajeros, los pró
ximos lectores que habrán de escuchar la nueva experiencia de estos viajeros. Cada viaje implica un éxodo.

viajar-pensar-escribir

Enlaces a esta entrada
h-a

Hay muchos viajeros. Hay viajeros que escriben. Hay viajeros que leen y hay lectores que viajan. El sabor de la lectura está en que leer implica un viaje al lugar, al momento, al contexto, a la memoria del lector, a la situacion de la escritura del texto. Además podemos pensar en que la lectura es un traslado, es un viaje hacia el lugar que no sabemos, que construiremos junto al escrito. Construiremos una escena de viaje con el autor y con los lectores, con los comentariastas.
Tal vez no haya otra posibididad que viajar cuando se lee. Tal vez no haya otra vuelta al lugar de inicio de la lectura, al mismo asiento, a las mismas redacciones iniciales, a la disposicion anterior a leer. Leer implica dejar de ser de alguna forma. En un principio no dejamos que nos lleve esa lectura, pero eso que está escrito y fijo. Pero no se puede dejar de ser influenciado, porque leer es ir hasta el escritor y los lectores anteriores de ese texto,  visitar  las situaciones de la lectura de quien ha escrito, tratando de averiguar de dónde provienen sus lecturas y qué vinculación tienen con lo que el autor ha escrito.

Páginas vistas en total

Ideas y pensamientos

  • aaah: que esto se convierta en red, sin propietarios. Por eso amigos de Google, MSN, Facebook, estamos a un paso del sueño de Marx. Solo falta que renuncien a la propiedad del aire.
  • ah la petulancia de Nietzsche, abusando de su enfermedad para ser inmune
  • AH. LA PETULANCIA DE SOCRATES CUANDO DIJO "SOLO SE QUE NO SE NADA".:LO CORRECTO ES EL ENUNCIADO "EL QUE NO SABE NO LO SABE". SOCRATES ANTICIPÓ A DESCARTES COMETIENDO EL MISMO ERROR, LA MISMA MODESTIA INTELECTUAL, QUE LUEGO DIJO "NO DUDO QUE DUDO". PUEDO DECIR "SOLO DIGO QUE NO HABLO". POR ESO ESTAS JUGADAS DEL LENGUAJE SON MUY LEJANAS Y CONFUNDEN. SOCRATES SABIA Y NO ERA UN SABIO. NO SE PUEDE ESTAR TAN SEGURO DE QUE NO SE SABE, DE QUE SE DUDA, DE QUE SE EMPLEA EL LENGUAJE.
  • basta de mirar las ilusiones
  • cuando mas se persigue algo mas se depende
  • LA TRAGEDIA INVOLUCRA AL AUTOR
  • LA VERDAD NO ES UNA PERO DEBE SER ALGO
  • solo se ama a los hijos como se debe amar a una mujer
  • un sueño suele costar la vida

Espacios más visitados