miércoles, 29 de abril de 2009

Psicoanálisis-policial-metaficción

h-a
Psicoanálisis-policial-metaficción

Por Vanina Herrera- UNPA

Existe una relación estrecha entre el género literario tragedia, el policial y el psicoanálisis, generada a partir de dos elementos claves: la palabra y el detective.
La tragedia es el género dramático de los griegos por excelencia. En ella se representaban, en honor a Dioniso (dios del vino), historias de personajes enfrentados por diversos conflictos, pero marcados desde el principio por un destino fatal. De hecho, las tragedias, como su nombre lo indica, siempre acababan en muerte y sufrimiento: los héroes se encuentran en una encrucijada tal que no pueden salir porque los dioses ya han decidido su destino.
Piglia sostiene que “la tragedia, como forma, es esa tensión entre una palabra superior y un héroe que tiene con esa palabra una relación personal”.
Esa estructura se asemeja mucho a la del psicoanálisis. Se trata de un tipo de psicología (fundada por Freud), en la que la palabra es el instrumento a través del cual se puede analizar el psiquismo del sujeto. El terapeuta se encarga de ir analizando el discurso del paciente para comprender lo que ocurre en su interior, es decir, permite que las angustias sean reemplazadas por el verdadero problema y guía al paciente hacia la resolución de su problema.
Para Freud, la resolución de esa “neurosis” que aparece en las personas como primer síntoma ante una pérdida, está en el Complejo de Edipo. El psicoanálisis ha atribuido renovado valor a un tipo de experiencia de la que ningún niño está exento y por la cual debería estar preparado para la pérdida: el retiro del pecho materno, primero temporario y definitivo después. Pero también existe otro temor latente en todas las etapas de la vida del hombre y se refiere a la posible pérdida (castración) de su miembro viril.
Hay un aspecto atractivo del psicoanálisis, y tiene que ver con el hecho de que todos a lo largo de la vida, experimentamos grandes problemas. En este sentido, el psicoanálisis nos convoca como “sujetos trágicos”, como sujetos extraordinarios, porque hay determinados momentos en los que luchamos contra tensiones y dramas profundos, y la vida se convierte en un arte de resistencia y de representación teatral.
Otra forma sobre la cual pensar la relación entre el psicoanálisis y la literatura es el género policial. Según Piglia, “Poe inventa un sujeto extraordinario, el detective, destinado a establecer la relación entre la ley y la verdad. El detective está ahí para interpretar algo que ha sucedido, de lo que han quedado ciertos signos, y puede realizar esa función porque está afuera de cualquier institución”.
En el psicoanálisis, el terapeuta lleva a cabo una acción detectivesca para hacer evidente algo que está oculto en el paciente. En la tragedia, un sujeto recibe un mensaje, lo interpreta mal y la tragedia es el recorrido de esa interpretación que realizan personajes externos a la situación, cumpliendo la misma función que la de un detective. Y en el género policial, el detective habla de una historia que no es la de él, se ocupa de un crimen y de una verdad en la que está extrañamente implicado. Entonces, tomando en cuenta los géneros literarios analizados, desde un punto de vista estético si un detective se introduce para resolver un problema relacionado con el arte (como lo es la literatura), se denomina METAFICCION.

Páginas vistas en total

Ideas y pensamientos

  • aaah: que esto se convierta en red, sin propietarios. Por eso amigos de Google, MSN, Facebook, estamos a un paso del sueño de Marx. Solo falta que renuncien a la propiedad del aire.
  • ah la petulancia de Nietzsche, abusando de su enfermedad para ser inmune
  • AH. LA PETULANCIA DE SOCRATES CUANDO DIJO "SOLO SE QUE NO SE NADA".:LO CORRECTO ES EL ENUNCIADO "EL QUE NO SABE NO LO SABE". SOCRATES ANTICIPÓ A DESCARTES COMETIENDO EL MISMO ERROR, LA MISMA MODESTIA INTELECTUAL, QUE LUEGO DIJO "NO DUDO QUE DUDO". PUEDO DECIR "SOLO DIGO QUE NO HABLO". POR ESO ESTAS JUGADAS DEL LENGUAJE SON MUY LEJANAS Y CONFUNDEN. SOCRATES SABIA Y NO ERA UN SABIO. NO SE PUEDE ESTAR TAN SEGURO DE QUE NO SE SABE, DE QUE SE DUDA, DE QUE SE EMPLEA EL LENGUAJE.
  • basta de mirar las ilusiones
  • cuando mas se persigue algo mas se depende
  • LA TRAGEDIA INVOLUCRA AL AUTOR
  • LA VERDAD NO ES UNA PERO DEBE SER ALGO
  • solo se ama a los hijos como se debe amar a una mujer
  • un sueño suele costar la vida

Espacios más visitados